EL DR. MIGUEL OTERO Y ARCE, “EL QUIJOTE POTOSINO"

Nombre del autor: Miguel Otero Zúñiga

Formación y grado académico del autor: Médico Cirujano (UNAM-México, 2013) y Especialista en Psiquiatría (UNAM/Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez”-México, 2018).

Institución de origen: Universidad Nacional Autónoma de México.

Línea de investigación principal: Historia de la Medicina.

País, ciudad, municipio o departamento: Ciudad de México, México.

Correo electrónico y redes a través de las cuales se le puede localizar: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Resumen de la ponencia

Justificación: El estudio de la vida y obra del Dr. Miguel Otero y Arce permite aproximarnos a un tiempo y un espacio –el del siglo XIX mexicano-, que enriquece y difunde la Historia de la Medicina Mexicana.

Objetivo: Este trabajo busca rescatar la vida y obra del Dr. Miguel Otero y Arce, quien fue uno de los personajes de la medicina mexicana que más contribuyó al desarrollo de la cultura médica y asistencial de la ciudad de San Luis Potosí y de nuestro país. A través, de su quehacer clínico y quirúrgico, sus estudios de laboratorio, su labor como editor, divulgador y como fundador de instituciones, constituyó una visión muy adelantada a su tiempo: la de consolidar un servicio de salud público capaz de brindar atención y cobertura universales con un enfoque humanista y científico.

Métodos y materiales: Se llevó a cabo la búsqueda, recopilación, organización y valoración crítica de datos bibliográficos obtenidos del Archivo Histórico y Biblioteca “Dr. Nicolás León” del Departamento de Historia y Filosofía de la Facultad de Medicina UNAM; así como, del archivo personal.

Resultados y discusión: El Dr. Miguel Otero y Arce (n. Ciudad de México, 21 de abril de 1850; m. Ciudad de México, 8 de diciembre de 1915), representa una de las figuras más relevantes de la medicina mexicana del siglo XIX. Hijo del jurisconsulto Mariano Otero Mestas, encontró en San Luis Potosí un hogar donde desarrollaría su fecunda obra como fundador de instituciones y sociedades culturales (destacando la fundación en el año de 1893 del primer Hospital Infantil del país y de América y uno de los primeros en el mundo; en el año de 1894 inaugura el Hospital Militar del cual es director y donde establece una sala para el cuidado de pacientes graves -antecedente de las actuales unidades de cuidados intensivos-; así como, la Sociedad Cultural, Artística y Científica semilla de la II Sociedad Medica Potosina), como investigador (en 1888 desarrolla la vacuna antirrábica con su propio método lo que le valió el reconocimiento del propio Luis Pasteur y estudia la etiología del tifo), como docente (ocupa varias cátedras en la Escuela Nacional de Medicina y en el Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí), como médico y cirujano (desarrolla la geografía médica e inicia la cirugía de tórax y vascular en San Luis Potosí); como escritor y editor (funda y dirige entre los años 1896 y 1897 los Anales del Hospital Pediátrico de San Luis Potosí primera revista pediátrica de México y como autor de una veintena de trabajos que publica en la Gaceta Médica de México, el Progreso Médico y el Estandarte). Entre 1908 y 1910 regresa a la Ciudad de México donde ejerce la medicina y cuyo anuncio al público rezaba: “El Dr. Miguel Otero tiene la honra de ofrecer a Ud. Sus servicios profesionales, como Médico de familias, como Cirujano de niños y en su experiencia obstétrica de 30 años. Especialidad, el Diagnóstico, científico y práctico”. Al mismo tiempo ingresa al Hospital Juárez, donde se dedicó de lleno a la bacteriología (estudiando la disentería amebiana, la meningitis, la lepra y prosiguiendo sus estudios sobre el tifo), siendo nombrado Jefe de la Campaña contra el Tifo en 1914. El 15 de septiembre de 1915, el gobernador y comandante militar del Estado de San Luis Potosí, el general Gabriel Gibara, inaugura el Hospital Civil de la entidad, que llevara el nombre del médico mexicano. Ese mismo año fallece víctima de la enfermedad que tanto combatió: el Tifo. A su muerte Don Miguel Otero y Arce fue sepultado en el Cementerio Francés de la ciudad de México y en su tumba se puede leer “Amó a su prójimo más que a sí mismo”.

Conclusiones: El Dr. Miguel Otero y Arce fue un visionario en el que coincidieron compromiso, esfuerzo y lucha por la salud de su pueblo: un auténtico Quijote Potosino.

Palabras clave: Historia, Medicina, San Luis Potosí, América Latina.

Referencias bibliográficas: 
1. Otero y Arce Miguel. Folletos Profesionales. San Luis Potosí. 1890.
2. Otero y Arce Miguel. Geografía Médica. Gaceta Médica de México. No. 4, 5 y 6. 1894.
3. Quijano Pitman Fernando. Historia de la Cirugía en San Luis Potosí. UASLP. México. 1994.
4. Quijano Pitman Fernando. Hechos notables de la Medicina Potosina. UASLP. México. 1996.
5. Zazueta Quirarte Eduardo Raúl. Dr. Miguel Otero y Arce. Ciencia y humanismo en equilibrio. Facultad de Medicina UASLP. México. 2014.

 

 

BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates