RESEÑA HISTORICA DE LA PEDIATRIA EN MEXICO. EPOCAS PRECORTESIANA, COLONIAL Y MODERNA

PONENTE: dr. Amado Climaco Utrera Landa. Veracruz México
La atención médica especializada de los niños en México, aparece en forma tardía, prácticamente un siglo después de que surge en Europa.
Los niños en nuestro país siempre han sido numerosos, bienvenidos y vistos con cariño, sin embargo, los cuidados en pro de la supervivencia infantil han dejado mucho que desear; así en el siglo antepasado moría la mitad de los nacidos vivos antes de cumplir los 5 años. Las enfermedades que diezmaban las cohortes de recién nacidos eran fundamentalmente de índole infecciosa, como el Tétanos del Recién Nacido y Sepsis Neonatal; poco después, la Diarrea, Bronconeumonía y Sarampión.
La Desnutrición era muy frecuente en áreas marginadas y en particular los de la zona indígena. La necesidad de dar mejor atención a los niños enfermos, hizo que los médicos mexicanos, la Escuela Nacional de Medicina y la Academia Nacional de Medicina crearan la Cátedra de Pediatría. La supervivencia infantil en todos los tiempos se ha visto rodeada de múltiples peligros; los riesgos de morir o enferman son inversamente proporcionales a la edad del niño y mueven al Médico a decir: “el día con mayor riesgo de morir después del día del fallecimiento, es el día del nacimiento”. Los peligros de morir en la primera semana, el primer mes y el primer año de vida son mayores que en lapsos similares en otras edades salvo el último año de la existencia. De la época pre Cortesiana.- las culturas precortesianas mantenían una intrincada mezcla de Religión, Magia y Empirismo Religión: Unos Dioses provocaban Enfermedades y otros protegían a sus devotos…

Magia: Muchas Enfermedades, se consideraban causadas por encantamiento de enemigos o rivales Empirismo: Se usaban plantas y minerales, así como técnicas cuyo valor aún hoy se mantiene en determinadas poblaciones. No obstante la Religión y la Magia fueron sin lugar a dudas más importantes que el Empirismo.
En las culturas precolombinas, nada se consideraba natural, ni siquiera la Muerte; se creía que un Poder Sobre Natural, jugaba con la humanidad, La causa venia inevitablemente “del más allá”.
La Medicina y su práctica, recaían en América Central principalmente en las sociedades primitivas, en curanderos, hechiceros y Sacerdotes que generalmente eran la misma persona. El Chamanismo practicado (en Siberia) se extendió por todo el continente Americano de Norte a Sur (Chile) -Datos histórico que refuerza que el hombre de América provino del Continente Asiático.

OLMECAS.- Gran civilización muy avanzada, que después de su florecimiento se dispersó por todo el Valle de México influyendo en el desarrollo de varios pueblos de Mesoamérica, principalmente en los Teotihuacanos.

TEOTIHUACANOS.- Horizonte cultural Clásico (100 años a. de C a 850 dc) El lugar donde se hacen los Dioses, que llego a tener una población de 50,000 habitantes y edificaron las Pirámides del Sol y de la Luna (100 años ac a 150 dc) En el esplendor de Teotihuacán fue la época en que se alcanzaron niveles superiores de desarrollo en Arquitectura, Urbanismo, Ingeniería a Sanitaria, las Artes y una estratificación socioeconómica y cultural.
La Medicina registra el mismo fenómeno, resultado evolutivo que llevó al personaje a su definición precisa y a la especificación de su misión como Médico.
Así nació, hace aproximadamente 2000 años, el Médico que iniciaba el trato directo con los niños y adultos enfermos, consolidándose la Medicina Empírica. Este hecho marcó el principio de la Medicina Mexicana, de cuyo tronco habrían de nacer en nuestra época contemporánea (Siglo XX) Especialidades como la Pediatría y todas las demás en las que se fracciono la Medicina General.

TOLTECAS.-Decir Toltecas era sinónimo de sabiduría, cultura, distinción y prosapia .Pueblo de constructores que por el conocimiento de la Herbolaria fueron considerados los inventores primeros de los Medicamentos.

AZTECAS.- Fundaron La Gran Tenochtitlan en 1325 en medio del Lago de Texcoco. Los Mexicas hicieron nacer desde cero a la Tenochtitlan, hoy México. No hay duda de que los Aztecas se preocupaban hondamente por la Salud y el Bienestar y la buena crianza de los niños. Existe constancia bien probada del amor que se prodigaba a los niños en el hogar y en la sociedad que los rodeaba, se les llamaba “piedras preciosas o “plumas de oro”.

IZTLITON.- dios de los niños enfermos. Estaba exclusivamente destinado a vigilar la salud de los niños Y ENCARGADO DE LA CURACION DE Enfermedades .Puesto que era un personaje humano podría considerarse como un Pediatra mitológico, tomáramos en cuenta su dedicación especial y exclusiva de curar niños en su templo. Sin perder su divinidad, tal vez la doble intención del Dios y la esperanza de los niños en sanar, fueron los mejores ingredientes para forjar una realidad a partir de un mito. Entre los Aztecas, la ocupación del Sanador, adquirió un carácter hereditario y era obligación del padre trasmitir a su hijo sus conocimientos, y no se le autorizaba ejercer sino hasta que el padre falleciera.
Los sanadores que conocían de plantas y minerales eran Sanadores clínicos y a otros según su encargo como extraer dientes, atender partos y reducir fracturas no tenían una denominación especial aunque es probable que diversificaran su oficio o actividad .

PEDIATRÍA EN LA ÉPOCA COLONIAL.- Si bien el tema de la Medicina Mexicana, durante la Colonia es extenso, referente a la atención médica de la Infancia, es reducida. A la llegada de los conquistadores, el culto a los Dioses y los conocimientos de la herbolaria, dominaron la práctica de lo que podría ser considerada como Medicina Infantil. Los médicos indígenas tendían a los niños con especial cuidado como consta en el “Libellus de Libus Indorum Herbis “. Códice De la Cruz Badiano escrito por Aztecas en 1552.
El Hospital de Santa Fe de México, fundado en 1531-1532 por Don Vasco de Quiroga; tenía un lugar anexo donde se cuidaban a los Infantes. Se le llamó “Hospital de la Cuna”. Es el primer hospital para niños del que se tiene noticia. Muchas fueron las enfermedades que afectaron a los mexicanos durante y después de la conquista; lo primero que padecieron fue la Viruela, que junto con la hambruna y la guerra ocasionaron gran mortalidad, que según Fray Toribio de Benavente (Motolinia) en su historia de los Indios de la Nueva España ,murió más de la mitad de la gente en 1521.
En 1545, Fray Alonso Franco en su “Historia de Santiago de México”, refiere murieron más de 800,000 gentes por Tifus Exantemático (“Tabardillo”).
Al leer lo escrito por Juan Manuel Venegas sobre las enfermedades de los niños, se encuentra algunas de las más frecuentes en los ojos. El autor atribuye al meconio en el Recién Nacido las molestias en los casos delicados lo que hoy conocemos como íleo meconial.
Los “agrios” del estómago que hoy podemos identificar con el tan frecuente diagnóstico de “Reflujo gastroesofágico”. W Nelson: También habla de los torsones que debieron ser lo que hoy muchos Pediatras llaman Cólicos, que según W. Nelson famoso Pediatra era debido a la Tensión en el niño.
El “Chincualli” -Erupción eritematosa que a decir de las mama se presentaba por el calor; hoy conocido como Eritema toxico, más frecuente en los lactantes. Si se presentaba en la región glútea también se denominaba “chincualli” hoy Eritema amoniacal. “Quebradura”; se le llamaba a las Hernias y específicamente buboncele a las Hernias inguinales. Durante la Colonia se le daba mucha importancia a la “salida de los dientes” ya que a este suceso se le atribuía como hoy en el común de las madres, problemas de diarrea, Alferesia (crisis convulsivas seguramente por fiebre) y sequedad de boca (deshidratación).
Los “Empachos”, término que se usa hasta en nuestros días como una expresión popular de los desórdenes alimentarios en la infancia.
El término “HÉCTICO” (Tisico) Se le decía a la persona que estaba muy flaco y “casi en los huesos”.
La patología referida corresponde al grupo de padecimientos “propios de la niñez”; lo mismo se podría decir del cuadro de las lombrices intestinales conocido desde tiempo inmemoriales por egipcios, dos mil años antes de Cristo, como parte de la patología de la época.
Los médicos hemos oído decir a las madres de nuestros pacientes que si el niño “rechina” los dientes por la noche, pueden tener lombrices.
El catarro y la tos convulsiva de los niños son dos afecciones comunes de todos los niños de todos los tiempos, que pudo haber sido desde una Rinitis o un proceso infeccioso severo como Bronconeumonía o Tosferina.
Es sumamente importante que el día 3 de abril de 1804 trajo el Dr Francisco Javier Balmis la vacunación ANTIVARIOLOSA a México y Filipinas, erradicándose en 1951 la Viruela en México.

EPOCA MODERNA.- La historia de las Pediatría en México, de la Independencia a nuestros días, presenta varias etapas bien caracterizadas; en la primera que abarca seis ULTIMOS lustros del siglo XVIII y cinco lustros del siglo XIX en que la Pediatría vive indiferenciada en el seno de la Medicina, la Cirugía General y de la Obstetricia. En la segunda etapa de 1925 a 1943 lucha por establecer las bases de sustentación e independencia al influjo de las necesidades nacionales y de las poderosas influencias extranjeras. O la tercer etapa de 1943 hasta por lo menos 1963, ofrece un espléndido dominio de, lo adquirido y comienza a conformar su propia estructura e identidad, proyectándose vigorosa y firmemente al exterior consolidándose en el interior. Una cuarta etapa de 1963 a la última década del siglo podría identificarse quizás como la de ,multiplicación diversificación y diseminación de grandes centros súper especializados de nivel Central o Regional , bien dotados y equipados y con elevada Tecnología, fundándose Hospitales Pediátricos y Servicios de buen nivel en diferentes Estados de la República . Registramos en este prolongado acontecer la influencia decisiva de tres hombres, quienes por su destino y cualidades encarnan y originan el principio y la ulterior evolución de estos dos sobresaliente periodos intermedios. El primero: Dn Isidro Espinosa de los Reyes, genial y visionario Obstetra y Puericultor. El segundo: Dn Mario A. Torroella , quien con todo el rango , las características de su linaje ( producto de la experiencia de la Pediatría Francesa) inaugura su Cátedra en la Escuela Nacional de Medicina en 1925 y poco después en la Escuela Medico Militar hasta 1935 . El tercero: Dn Federico Gómez Santos, con carácter creador y tenaz, después de su estancia fructífera en el Children’s Hospital de Sn Louis Missouri, prosigue sin desmayo durante un largo decenio hasta conseguir construir un moderno hospital para niños y así nace el Hospital Infantil de México, inaugurado el 3º0 de abril de 1943. Cuna de un sinnúmero de Pediatras mexicanos y Latinoamericanos.
Y a partir de ahí la creación de otros grandes Centros Hospitalarios dedicados a la Pediatría Institucional.

 

 

 

BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates